ventajas de invertir en propiedad raíz fraccionada

Hoy en nuestro blog, hablaremos sobre las ventajas de invertir en propiedad raíz fraccionada bajo el modelo de inversión Arpi, explicaremos los beneficios de invertir en este tipo de propiedad y por qué podría ser una opción atractiva para nuestros inversionistas.


Comencemos por definir qué es la propiedad raíz fraccionada?

Es una forma de inversión en bienes raíces que permite a los inversionistas adquirir una parte  o fracción de una propiedad en lugar de una propiedad completa. Esto significa que múltiples inversionistas pueden poseer una propiedad y compartir los ingresos y los gastos asociados con ella.

Invierte hoy y entra rentando.
Un nuevo concepto de inversión y renta.

Hablemos de algunas de las principales ventajas de invertir en propiedad raíz fraccionada bajo el modelo Arpi:

1. Accesibilidad financiera/ menores montos de capital requeridos: Para muchos inversionistas, la propiedad raíz fraccionada ofrece una forma más accesible de invertir en bienes raíces. Debido a que los costos se dividen entre múltiples inversionistas, el costo total de adquirir una parte de la propiedad puede ser mucho menor que el costo de adquirir la propiedad completa. Esto significa que más personas pueden participar en la inversión en bienes raíces y aprovechar sus beneficios.


2. Diversificación del portafolio de inversión: La inversión en propiedad raíz fraccionada puede ser una excelente manera de diversificar una cartera de inversiones existente. Al agregar una inversión en bienes raíces a una cartera que incluye acciones y bonos, los inversionistas pueden diversificar su riesgo y potencialmente obtener mejores rendimientos. Adicionalmente, en Arpi ofrecemos diferentes tipos de proyectos de acuerdo a las necesidades del inversionista: Proyectos que ofrecen renta inmediata, proyectos sobre planos con mayor valorización, proyectos para renta de vivienda turística con mayor rentabilidad, entre otros.

Invierte hoy en un espacio único, perfecto para vivir, trabajar y hacer negocios.


3. Ingreso pasivo: Una propiedad raíz fraccionada puede generar ingresos pasivos para los inversionistas. Esto se debe a que los ingresos generados por la propiedad, como los ingresos por alquiler, se comparten entre los inversionistas. En los proyectos comercializados bajo el modelo de inversión Arpi, la renta se recibe mensualmente y la valorización, una vez vendas el inmueble.


4. Menos responsabilidad: Cuando se posee una propiedad raíz completa, el propietario es responsable de todos los aspectos de la propiedad, incluyendo la gestión, el mantenimiento y la reparación. Sin embargo, cuando se invierte en Arpis, cuentas con un Operador especializado que se encarga de operar el inmueble, recibir los ingresos por arrendamientos, pagar los costos e impuestos, realizar mantenimientos, y distribuir mensualmente la renta a los Arpisionistas (Inversionistas de Arpi). No tienes que preocuparte de administrar tu inversión.


5. Liquidez: La inversión en propiedad raíz fraccionada también puede ofrecer mayor grado de liquidez. A diferencia de la propiedad raíz completa, que puede ser difícil de vender rápidamente por los altos montos de capital requerido, la propiedad raíz de Arpi puede ser más fácil de vender, pues puedes hacerlo desde 1 m2, lo cual requiere mucho menos capital por parte de la persona interesada en vender. 

Nunca antes había sido tan fácil invertir en propiedad raíz.



Como habrás visto en este artículo, son muchas las ventajas de realizar este tipo de inversiones y ya, en Colombia y en el mundo, existen varias empresas que ofrecen este tipo de alternativas. Te recomendamos que revises muy bien el modelo jurídico de la inversión fraccionada en la que desees participar y te asegures que te ofrezca beneficios respecto a la inversión tradicional y una buena  liquidez y facilidades al momento de la venta.

La manera de invertir en propiedad Raíz EVOLUCIONÓ. Y tú, ¿Qué esperas?

¡Espera!
No te pierdas esta oportunidad de invertir en propiedad raíz. Lo puedes hacer con bajos montos de capital.